viernes, 10 de agosto de 2007

ORACION DEL DEPORTISTA


Señor Creador de todo mi ser,
desde el deporte quiero alabarte.
Ayúdame a no rehuir el esfuerzo,
la disciplina y las normas del juego.
Ayúdame a no dejarme llevar
por la trampa y el fraude.
Enséñame
a compartir más que competir,
a divertirme más
que buscar sólo el triunfo,
a hacer amigos más que a confrontar.
Dame la fuerza de todo mi equipo,
de mi familia y de mi país.
Dame tu corazón para buscar
llegar más lejos, alcanzar lo más alto
y dar toda mi fuerza.
Permíteme dar todo lo que pueda
y un poco más. Amén